top of page

USOS DE LA TOXINA BOTULÍNICA Y ÁCIDO HIALURÓNICO EN EL ÁREA PERIOCULAR



Ácido Hialurónico

Tratamientos estéticos que nos permiten restaurar y corregir pérdidas de volumen en el área facial, atenuando surcos faciales y arrugas, además de promover la producción de colágeno con discreción y naturalidad.

Toxina Botulínica

La toxina botulínica es un medicamento que se obtiene de manera biosintética y se utiliza de manera inyectable para inducir una atenuación de las arrugas cutáneas secundarias a la contracción de la musculatura facial (gesticulación), relajando algunos grupos musculares de la cara de manera selectiva. De esta manera se atenúan las arrugas ya existentes y se previene la aparición de nuevas arrugas con el paso del tiempo.

Tratamientos

Funcionales

Existen múltiples indicaciones de tipo funcional que buscan la corrección de diversas patologías que afectan al área periocular y que se ven beneficiadas con el uso de Toxina Botulínica. Dentro de ellas se encuentran las Distonías Faciales (contracciones musculares de la cara de carácter involuntario), siendo las más frecuentes el Blefaroespasmo Esencial y el Espasmo Hemifacial, las cuales pueden ser muy invalidantes por el deterioro en la calidad de vida de la persona, y tienen una excelente respuesta a este tipo de tratamientos.

Otros tipos de enfermedades que se pueden beneficiar con el uso de toxina botulínica son:

Retracción palpebral en pacientes con Orbitopatia Tiroidea / Entropión Espástico del párpado inferior / Epífora o lagrimeo refractario a tratamiento / Algunos tipos de estrabismos

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page