top of page

IMPORTANCIA DEL EXAMEN OFTALMOLOGICO DESDE EL NACIMIENTO


Un niño es examinado por el pediatra desde el momento de su nacimiento para descartar o apuntar alguna posible anormalidad física. A partir de este momento van a revisión médica cada mes, y luego a cada año. Durante esos controles es importante en el caso de los ojos que el pediatra tenga una noción básica de la evolución natural del desarrollo del sistema visual y que buscar en cada edad, pero el padre de familia también debe estar atento y saber observar signos que indiquen bajo reglas simples de sentido común que algo puede no estar dentro de lo normal.

¿Cómo y cuándo se puede detectar en los niños algún problema visual? Todo dependerá de su nacimiento, de las etapas de desarrollo prenatal y post-natal, y de sus antecedentes familiares. Los bebés nacidos de embarazos delicados, con partos complicados, con bajo peso, con antecedentes familiares de ojo vago (ambliopía), estrabismo, altas miopías, o que hayan estado muy enfermos en su primer año, o que hayan sufrido algún accidente, deberían pasar de un examen oftalmológico de rutina anual a exámenes, a los 6 y 18 meses, y luego cada año, de modo preventivo. Pues el desarrollo neurológico oftálmico con ligeras variaciones alcanza su madurez alrededor de los siete años, lo que hace crucial el diagnostico oportuno de cualquier defecto o enfermedad que limite este desarrollo normal y afecte la visión final del niño y por tanto del adulto posteriormente.

Una de las causas más comunes por ser fácilmente advertida por los padres es el estrabismo, una anormalidad en el paralelismo de los dos ojos del niño. Se produce cuando hay una desviación en el enfoque de la mirada, de forma que los ojos parecen que van cada uno por su lado o se desvían hacia la nariz.

Algunos bebés recién nacidos mueven de manera independiente cada ojo durante las primeras semanas de vida. Es lo que se conoce como estrabismo funcional y se corrige por sí sólo a partir de los 4-6 primeros meses de vida de no desaparecer después de esta edad es necesario llevar al niño al oftalmólogo así como si aparece después de los 4 meses de vida o si los ojos en lugar de desviarse hacia el interior o hacia afuera van de arriba a abajo o viceversa. El estrabismo funcional del recién nacido es transitorio y se debe a una inmadurez del sistema neurológico.

Este defecto del paralelismo de los ojos ocasiona en el niño visión borrosa, correcciones con la posición de la cabeza y otros signos o sintomas. El tratamiento con un parche en el ojo normal para que obligue al ojo afectado a esforzarse más o la cirugía puede mejorar este problema de visión, los padres deben recordar que no es únicamente un problema estético y puede dar lugar al desarrollo de una ambliopía u ojo vago lo que puede producir una pérdida progresiva de la visión del ojo desviado, que puede provocar la pérdida total de la visión del ojo, en caso de que no se trate a tiempo. Todavía se desconocen cuáles son las causas reales del estrabismo congénito, aunque algunos estudios han revelado que está asociado a antecedentes familiares así como periodos de hipoxia durante el parto. El origen del estrabismo puede residir también en un funcionamiento deficiente del músculo ocular, en una incapacidad cerebral para fusionar la imagen de ambos ojos, o en errores refractivos (miopía-astigmatismo-hipermetropia) que no permiten una buena visión.

No obstante, el estrabismo también puede adquirirse de formas secundarias, a través de golpes, diabetes, accidentes vasculares, tumores cerebrales, hipertensión arterial, neurológicas, enfermedades musculares o degenerativas, entre otras. Una enfermedad infecciosa también puede provocar estrabismo. Las parasitarias, como la toxoplasmosis, pueden provocar problemas a nivel ocular. Estos parásitos pueden ser adquiridos en el primer trimestre del embarazo, a través del consumo de carne no muy bien cocida ni supervisada, o durante la convivencia muy cercana con gatos y perros, y llegar a dañar el sistema nervioso central. Y las causas mas temidas el cáncer más común ocular el retinoblastoma ( que generalmente se presenta entre los dos y cinco años de edad) y las cataratas congénitas que también pueden dar lugar a un estrabismo principalmente cuando se presentan en uno sólo de los ojos y que deben operarse lo más pronto posible en el período para lograr un buen pronostico visual.

Otro de los diagnósticos comunes en los niños son las obstrucciones congénitas de la vía lagrimal y la causa de consulta suele ser la mayor producción de secreciones pero a diferencia de los problemas anteriormente descritos más del 90% de los paciente resolverán con tratamientos relativamente simples.

Este articulo es insuficiente para hablar de las más frecuentes enfermedades oculares en los niños pero esperamos sea suficiente para motivar a los padres a realizar con periodicidad un examen oftalmológico en los niños desde el nacimiento.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page